Tacones rojos

Hace tres días me contactó un antiguo enamorado. Tan antiguo que ni siquiera recordaba tener grabado su número en mi teléfono. El motivo de su llamada no era otro que preguntarme si podía incluirme como referencia laboral en algún trabajo del pasado que habíamos realizado juntos.  Luego de aceptar, empezamos a charlar y por algún…