Shopping espiritual

Hace algunas semanas por poco atraco un supermercado. Sí, así como lo oyen. Estuve, en cuestión de segundos, de pasar de ser una honorable ciudadana a convertirme en una repudiada ladrona. El culpable: un suculento surtido de carnes maduradas con el que me topé en una nevera mientras hacía las compras de la semana. Tengo…

¡Me tumbaron!

No fue en un andén mientras caminaba, ni en el carro. Tampoco en el banco, ni en Transmilenio y mucho menos en la panadería del barrio cuando me dieron las vueltas. No fue un habitante de la calle ni una banda de atracadores profesionales. Fue en mi propia casa y en mis propias narices. El ladrón:…

Semáforo en rojo

Anoche soñé que me robaban. Más bien, tuve una pesadilla. En ella, no había tenido un buen día. Trámites sin concluir, llegadas tarde a citas importantes, trancones de norte a sur y un almuerzo a medias habían sido la constante del día. Cuando el reloj marcaba las 5:00 p.m. me sentí aliviada, porque la jornada…